CELEBRACIÓN DEL COMPROMISO E INCORPORACIÓN AL IMS

Pascua de Resurrección 2019:

 

Isabel Mª de Tenerife realizó su primer Compromiso en el IMS. Junto a ella, una compañera de Bilbao renovó el suyo.

¡EL SEÑOR HA ESTADO GRANDE CONMIGO!

Testimonio de Isabel Mª

En la Pascua de este año, 2019 he realizado mi Compromiso de Consagración al Señor en el Instituto de Misioneras Seculares (IMS). Aunque soy canaria y he seguido mi proceso de formación para incorporarme al IMS en Santa Cruz de Tenerife, a cuya Zona pertenezco, he celebrado mi Compromiso, en el marco del Triduo Pascual, acompañada por compañeras de distintos lugares de España y por la mayoría de las IMS de mi Zona de Canarias, en la Casa de Espiritualidad de Salamanca, Ntra. Sra. de la Vega.

No puedo compartir la experiencia que me ha supuesto el proceso seguido, durante estos años, hasta llegar a la Vigilia Pascual en la que manifesté mi Compromiso ante la Comunidad, sin hablar de la acción de Dios en mí, de su trabajo en mi persona. Es bucear en un mar de dones y de pobrezas y expresar que mi vida no tiene sentido pleno sino es con ÉL y para ÉL.

Desde muy joven el Señor me ha ido descubriendo su llamada a seguirle y, esta llamada, cada año ha ido adquiriendo una “tonalidad diferente”, hasta llegar a descubrir y optar por una respuesta a la misma, viviendo integrada en la realidad familiar, profesional, social y eclesial, (secularidad) “anunciando con obras y palabras la Buena Noticia liberadora del Reino de Dios” y denunciando las injusticias.

Fiándome del Señor que conoce los dones que me ha dado y mis pobrezas y limitaciones, le entrego mi persona, mi libertad, mi voluntad, para que haga en mí lo que desee.

Deseos que voy descubriendo en contacto directo con las personas, su dolor, sufrimientos, pobrezas y carencias y, también, en los gozos y esperanzas, que se dan allí donde estoy insertada.

Esta entrega quiero realizarla con una vida de servicio a las personas y a la defensa e igualdad de todas ellas. Así como contribuyendo, junto con otros grupos y personas, en la construcción de una sociedad más justa, solidaria y pacífica.

Actualmente, realizo mi misión trabajando en mi pueblo, colaborando en diferentes actividades cívicas y pastorales, en la formación de niños y adultos, la catequesis y en la creación de un tejido comunitario y participativo.

Para mí, esta última etapa ha supuesto un cambio muy importante en mi vida. La ayuda recibida por parte de la Zona IMS y del Equipo, el apoyo de la comunidad, la oración y la participación en la Eucaristía: me han fortalecido en el caminar, he experimentado la riqueza e importancia de contar con una comunidad de referencia, me han ayudado a hacerme consciente de que el anuncio de los valores de del Reino, tenemos que realizarlo -sobre todo- con la vida (lo que hago, cómo lo hago y la forma de hacerme presente).

Pido a Santa María, nuestra Madre, que me acompañe y me ayude a ser fiel al Compromiso que he hecho en la pasada Pascua a su Hijo Jesús que, quiero renovar cada día, “confiando que quien inició en mí esta obra la irá realizando hasta el día de Cristo Jesús”.